Creando un blog

Una vez tomada la decisión de crear este blog, tuve que elegir una plataforma para hacerlo.

Alternativas

A lo largo de todo internet hay muchas opciones, pero yo quería algo simple que cumpla con las siguientes condiciones:

  • Minimalista: No quiero sobrecarga de diseño.
  • Fácil de mantener: Quiero concentrarme en escribir, y no en configurar ni arreglar.
  • Orientado al blogging: No me interesan los CMSs para este proyecto.
  • Dominio propio: Tenía reservado http://matto.io y quería utilizar ese, en vez de tener un subdominio con el nombre de alguna empresa.
  • Servidor propio: Que me permita accesso SSH para modificar y configurar todo a mi gusto.
  • Basado en Javascript: No era determinante, pero sí que prefiero utilizar un servidor Node.js por su rapidez y simplicidad.
  • Open Source: El hecho de ser de código abierto me permite hacer modificaciones y ver cómo funciona por dentro.

En el camino, me topé con varias opciones interesantes como SVBTLE o Silvrback, pero ambas son de pago y de código cerrado.
Wordpress quedó rápidamente descartado porque incumple la mayoría de mis condiciones. Si bien ha mejorado mucho en los últimos años, se ha inclinado a ser más un CMS que una plataforma de blogging como era en sus principios.

Ghost

Finalmente me decidí por Ghost. Tiene un diseño simple, es fácil de configurar, es de código abierto, los posts se escriben utilizando markdown y corre sobre Node.js. Impecable.

Ghost nació de un proyecto de Kickstarter que recaudó mas de lo esperado y ahora es una pequeña empresa.
Ellos te permiten hostear tu blog en sus servidores por un precio mensual accesible, o te dan la posibilidad de descargartelo e instalarlo en tu propio servidor.

Instalación

Para alojarlo, sabiendo que un hosting web no me sirve dado que normalmente no dan acceso SSH, y si lo dan, no te permiten ejecutar procesos persistentes, llegué a la conclusión de que necesitaría un VPS, el cual me serviría además para otros proyectos.

Luego de investigar bastante, me decanté por Vultr por su bajo precio y buenas reviews de sus usuarios. Por el momento todo funciona muy bien y estoy sorprendido por la velocidad de los servidores.

Una vez dentro del servidor y después de una sencilla instalación de Ghost, ya tenía el blog arriba.

Lo siguiente sería asociar mi VPS a mi nombre de dominio, porque no creo que mucha gente pueda acordarse de que para entrar al blog tiene que ir a http://108.61.171.51:2368/.
Para ello tuve que instalar NGINX para crear los dominios virtuales y redireccionarlos al puerto 80, que es el puerto de acceso HTTP por defecto, e instalar y configurar BIND9 para que mi servidor pueda comunicarse con el servidor DNS de Gandi, la entidad donde registré mi dominio.

Además, tuve que editar el archivo de zonas de Gandi para que cuando alguien escriba "http://matto.io" o "http://www.matto.io" pueda acceder a mi blog.

¡Et voilá!

Si te parece un proceso complicado, es porque lo es. Podría ahorrarme todo esto directamente contratando un hosting de ghost.io, pero no aprendería nada en el camino.

Mejoras

Para agregar algunas mejoras al blog hice algunas modificaciones:

Conclusión

De momento estoy contento con los resultados. El blog funciona muy rápido gracias al servidor y a que se basa en Node.js. Además, el diseño es simple y funcional como yo quería.

Las funcionalidades que tiene son suficientes, y ya me puedo dedicar a escribir sobre mis proyectos.

Seguramente seguiré haciendo modificaciones y mejoras, pero no creo que sean muy significativas.

Fue duro, pero quedó...

¡Hasta la próxima!


Donaciones

¿Te gusta este proyecto?
Considera hacer un donativo para ayudarme a seguir creando.

Ve a la sección de Donaciones para saber cómo.

comments powered by Disqus